La leyenda de La Piña y el Hexágono +1

El Hexágono + 1. Es la marca que deja La Piña.

-¿Acaso no te han contado de esa cosa horrorosa que transita por las calles en la noche y le chupa la masa encefálica a la gente? -Hay quienes dicen -respondió Marcos riéndose-... que sí existe.-Bueno -continuó serio y a la vez mareado-... se dice que es un ente. Una cosa horripilante que se arrastra y desplaza gracias a sus patas delanteras. Una leyenda urbana como muchos la califican. Se llama "La Piña". Es calva, chica, cabezona, con pelos en las sienes. Tiene ojos de gato, rasgados, amarillos y siniestros. Sus dientes son largos, no afilados. Parecen velas amontonadas en su hocico achatado. Una cosa realmente indeseable. Marcos había comenzado a escucharlo, atento. -Te digo amigo -agregó Javier-, que he leído bastante al respecto. En Internet están las confesiones de quienes la han visto. Dicen que tiene un color café amarillento, habita en los edificios viejos, y cuando se cumplen todas las condiciones, el engendro pelado baja a cazar su presa.


El Hexágono + 1. Es la marca que deja La Piña.

Javier se apegó a una muralla. Sus ojos de espanto enredaban aun más al macho prejuicioso, quien no comprendía realmente la situación. De improviso, en la pared comenzó a aparecer lentamente un hexágono. Una especie de signo negro, quemado sobre el muro.-¿Quién dibujó ese graffiti? -preguntó el macho hetero, asombrado- ¿Por qué tiene un número "uno" en el centro? ¿Tú lo dibujaste imbécil?-¡Marcos mira! -gritó Javier, ignorando la pregunta- ¡Allá lejos se ve algo! ¡Viene para acá! ¡Es horrible!

La Piña: La criatura asesina que transita por las noches en Monvetusto, buscando a sus víctimas.

LA PIÑA : Boceto dibujado por Patricio Iñigo en sus momentos de tormento y crisis depresivas.